El MÉTODO TOMATIS debe su nombre al Dr. Alfred A. Tomatis, médico e investigador francés nacido en 1920, especialista del oído y psicólogo, miembro de la Academia Francesa de Ciencias.

Para él, ESCUCHAR no es lo mismo que oír, pues la primera es una habilidad que tiene elementos funcionales y de motivación que dependen de la voluntad. Escuchar es mucho más que el acto pasivo de recoger sonidos al azar.
Sus trabajos, publicados y registrados por la Academia Francesa de Ciencias en 1957 se conocen con el nombre de EFECTO TOMATIS.

Su original concepción sobre el pasaje de los sonidos del conducto auditivo externo al oído interno y el papel de regulación del sonido que desempeña el puente óseo martillo-yunque-estribo gracias al juego de los dos músculos más pequeños del cuerpo humano el del martillo y del estribo. A causa de estas regulaciones tensionales, el oído medio transforma y transporta los fenómenos aéreos en fenómenos óseos.

Al poner en evidencia las relaciones existentes entre el oído, el lenguaje y la imagen del cuerpo, sus experiencias fueron tomando la forma de una nueva disciplina: la Audio-Psico-Fonología. Y así, A. A. Tomatis creó un método de estimulación sensorial, para lo cual diseñó un aparato altamente sofisticado conocido como OÍDO ELECTRÓNICO y un sistema de CONDUCCIÓN ÓSEA que efectúan un juego osteomuscular a nivel de los músculos del oído medio.